jueves, 11 de octubre de 2007

Dolor


Me gustaría, ya que por mor de la fiesta del Viernes tenemos un fin de semana largo y espero que apasionante, dejaros un tema de reflexión que siempre he constatado que provoca pasiones encontradas. Se trata del dolor físico. Pero no quiero hacer la manida pregunta de: ¿te gusta o no te gusta el dolor?, ni siquiera la de: ¿por que te excita el dolor? . No. La pregunta es : ¿ Puede concebirse una relación bdsm sin que entre en juego el dolor físico?.

Tengo tentaciones de dejar el post en este punto , pero no me resisto a dar mi punto de vista, aun a riesgo de contaminar un poco la reflexión de cada uno. Para mi no puede concebirse, asi de simple. Por la propia idiosincrasia de una relación sadomasoquista, el dolor físico inflingido y recibido ha de existir en el grado que se admita, y lo mas importante , se pacte ( importante olvidar la analogía con la tortura, esta es, por definición, no consentida).
Quisiera ir mas allá de esas teorías biológicas que dicen que el dolor inducido y administrado en niveles graduales libera ciertos transmisores neuronales que hacen que los sentidos se alerten y la sensibilidad se multiplique, obviando todo factor exterior o interior que pueda disminuir ese nivel de alerta, a la par que se provoca una liberación de hormonas como reacción del cuerpo para "anestesiarlo" y bajar el umbral del dolor. Por ello numeros estudios concluyen que es uno de los desencadenantes principales de un estado mental que es el mismo que precede al placer. Así se concluye que la mecánica de ambas reacciones ( quimicamente hablando ) es similar. Algunos van mas allá ( lo que pasa es que por razones éticas obvias es dificil de probar con la experimentación en laboratorio ) y arguyen que existe un punto en el que aumentando los niveles de dolor puede llegar a inducirse un estado químico en el que, a partir de esa deterninada linea, la sensación experimentada sea de un placer muy superior al habitual.

Y digo que me gustaría ir mas allá, porque creo que la administración controlada del dolor es uno de los vínculos mas importantes entre dominante y sumiso ( en genérico ) , constituyendo el entrenamiento gradual, consensuado y reflexivo en el mismo una experiencia que une poderosamente a ambos y que refuerza los vínculos de confianza que, como ya he dicho aqui, me parecen esenciales para una relación bdsm. Por ello, para mi, sin dolor no puede constituirse una relación de este tipo. Me diréis que existe el bdsm "mental" , la humillación, y tantas otras técnicas que no implican dolor físico, pero creo que muy pocas sensaciones unen tan poderosamente como que alguien administre ese tipo de dolor a alguien y ese alguien lo reciba y ambos vayan paulatinamente y de la mano superando diversos grados, repito y no me cansaré nunca, pactados , con el fin de provocar finalmente el placer mútuo.

Ahí queda, feliz fin de semana largo y mucha esencia.

6 comentarios:

Nosotras mismas dijo...

Hoy, solo tengo tiempo para un breve saludo, aunque, con permiso, me llevo tu post y lo leo más tarde.

besos.

jade dijo...

Vaya esto del "robo" de post se esta convirtiendo en moda jajaja :P

Veamos, respecto al tema que tan bien expones... coincido contigo en la mayoria de los aspectos que comentas, ya que aunque pueda haber dominación/sumision a nivel mental (que su poder e importancia tienen) a nivel físico tambien se pueden hacer grandes avances y profundizar mucho en dicha relación.
Cada cual llegara o no, al nivel de dolor que desee aplicar y/o entregar eso esta claro, pero cuando encuentras a alguien que auna el tema mental y el físico, creo que se trata del equilibrio ideal :)
Es una sensacion dificil de describir, cuando entregas tu "dolor" a otra persona y este se transforma despues en placer... cuando vas saltando límites poco a poco en dicho aspecto (y no voy a caer en el topicazo de tener que ser masoquista extrema, ya que como dije creo hace tiempo, opino que tod@s poseemos en algun grado sadismo y/o masoquismo) esto simplemente, seria darle un uso mas "creativo" para ambas partes >:D

Buen fin de semana (aunque para mi el finde sera mucho mas largo jejeje :D)

Besos.

maria dijo...

A tu pregunta: ¿Puede concebirse una relación bdsm sin que entre en juego el dolor físico? no estoy tan segura que sea completamente necesario, ya que el bdsm engloba una serie de prácticas: como el B de bondage, D de disciplina, D&S de dominación y sumisión y S&M de sadomasoquismo.

¿Dentro de que práctica está el dolor físico?, en la de sadomasoquismo, el resto de prácticas no tiene necesariamente que conllevarlo.

Diferente es si una persona dominante o sumiso necesita para crecer inflingir o recibir dolor. Creo que los que buceamos en el bdsm tenemos cierta necesidad de jugar con él, cada uno en el grado en el que se encuentre cómodo. Por ejemplo, hay gente que no soporta una pinza en el pezón pero le apasiona recibir azotes o viceversa, incluso quien no soporta una pinza está dispuesto a probarla, porque sabemos que eso nos va a generar un cierto grado de placer.

Antes de entrar en este mundo pensaba que los que realizaban estas prácticas eran enfermos, no entendía cómo alguien consentía en dar o recibir dolor, pero claro, no hay nada mejor que probar las cosas, y una vez probadas y analizado mi estado mental (por si las moscas), estoy completamente a favor de que mi dominante desee experimentar en mi cuerpo con grados de dolor cada vez un poquito mas elevados, siempre que yo me sienta cómoda en la situación, porque el vínculo que se crea entre ambos es totalmente sublime.

Besos y gracias por hacernos pensar.

Dulce [EM] dijo...

Espero que hayas descansado este fin de semana largo.

En mi caso, siempre he dicho que no me gusta el dolor, pero para no gustarme, me regocijo mucho en sufrir, más de coco que físico.

A veces creemos que somos libres y elegimos, y otras, creo que estamos atrapados en nuestra mente.

Te felicito por la exposicion, es muy completa. Tenías razón cuando decías que en este blog ibas a tratar el bdsm de diferente manera.

un beso.

AMANDA dijo...

Me parecio excelente aunque creo que puede haber entrega sin dolor.
La eterna discusión parecida a quien dice que si bien el Spank es practica BDSM, no todos los que lo practican son Personas que gusten del BDSM. Creo que puede existir sumisión y dominios sin dolor. En lo que concuerdo es que el dolor si se disfruta de ambas partes y se le da el sentido que aduces, es un elemento muy fuerte que ayuda en si mismo al fortalecimiento de esa comunicacion
Un beso. Me Fascinan tus post. Son muy profundos y me hacen meditar en todo esto
Gracias por compartir tus reflexiones

Thai dijo...

En la entrega en el sometimiento, en mi, siempre hay un ápice de dolor, que está presente al despojarte de tu alma, de tu esencia, de entregarla a tu Amo, y si por algo el no la trata bien... me la devolverá magullada y desconfiada.
Por otra parte el dolor fisico en mi caso en necesário no me resulta excesivamente placentero, pero sí me hace saber cual es mi sitio y la entrega que estoy haciendo... y eso si que es placentero para mi.

Si no hay un cierto sufrimiento/placentero...jejeje, Quedemonos en el sexo vainilla, para que cambiar???

Mis respetos y felicidades por su blog

Thai